Cine

Aquí hace falta una mujer

Curaduría de Adonay Bermúdez.

 


No creo que yo esté aquí de más.

Aquí hace falta una mujer, y esa mujer soy yo.

No regreso hecha llanto. No quiero conciliarme

con los hechos extraños.


Antiguamente tuve la inútil velada de levantar las tejas

para aplaudir los párrafos de la experiencia ajena.


Antiguamente no había despertado.

No era necesario despertar.

Sin embargo, he despertado de espalda a tus discursos,

definitivamente de frente a la verídica, sencilla y clara

necesidad de ir a mi encuentro.

 

A pesar de que la igualdad entre hombres y mujeres está registrada legalmente en todos los países iberoamericanos, la realidad es distinta. Aída Cartagena Portalatín escribió en 1955 el poema “Una mujer está sola” y, sesenta años después, sigue estando vigente. Los años pasan en balde y la mujer sólo ha conseguido una aparente igualdad basada en leyes y estatutos, pero alejada de una educación social que la convierta en efectiva.

Nuestra sociedad vive anclada en un sistema de patriarcado donde el hombre siempre es el dominante. ¿Por qué cuando pensamos en poder siempre aparece la figura del hombre? La invisibilidad de la mujer en la historia, en la ciencia, en el arte, en la política o en la literatura, entre otros campos, ha generado que el poder le sea ajeno. Y no es únicamente una cuestión de género, ya que el hombre se halla subyugado ante la efigie del propio hombre.

Lo femenino como lo rechazado/excluido dentro de ese sistema posibilita la crítica y la alteración de ese esquema conceptual hegemónico.2 Al igual que Aída Cartagena Portalatín, las cinco artistas que componen este ciclo de videoarte presentan propuestas donde luchan y abogan por un cambio. No únicamente muestran una opresión, sino que se enfrentan a ella y sugieren alternativas. Posturas feministas que no procuran ser una batalla entre el hombre y la mujer; ni siquiera las artistas, desde su actitud crítica, se lanzan contra los hombres. Intentan demostrar una realidad y lidiar contra la misma, independientemente del género.

+++

 

Yo soy responsable de mi propio placer. Yo soy libre. Así lo deja claro Eli Cortiñas en Quella che cammina (2014). La artista, como es habitual en su trabajo, parte de secuencias que extrae del cine; en esta ocasión escoge un personaje femenino de Carlo Lizzani en L’amore in città (1953). Poniendo como eje central a una prostituta empobrecida, Cortiñas se auto-refleja (y auto-analiza) como individuo, como hija, como mujer o, quizás lo más significativo, como mujer artista.

El acceso de la mujer al mundo laboral. Teresa Serrano a través de Glass Ceiling (2008) coloca a una ejecutiva sin identidad subiendo una escalera, pero un hombre con lazo se lo impide. La mujer es proyectada como ganado, como un animal fácil de controlar y dirigir; no es más que la desigualdad de género que imposibilita a la mujer a ocupar a ciertos puestos de poder. Una barrera de cristal (in)visible que acaba rompiéndose.

Al igual que Serrano, Regina José Galindo recurre a una actitud reivindicativa. Con Perras (2005) establece un fuerte vínculo entre mujer y violencia. La acción funciona como denuncia o protesta por todas las mujeres que han sido asesinadas en Guatemala, muchas de ellas previamente fueron violadas, torturadas y marcadas con insultos. Galindo se agrede a sí misma buscando la culpabilidad y el rechazo en el espectador.

En Teresa Correa también está presente la muerte. Este vídeo parte de una fotografía que se puede ver en el Museo Canario (Museo de Antropología) de Las Palmas (España), en la que se ve en el mismo lugar y con casi todos los mismos elementos al Doctor Verneau, famoso médico y antropólogo francés (1852-1938) que durante años se dedicó al estudio en Canarias de los restos esqueléticos de la población aborigen. Entre otras teorías, hoy casi todas refutadas, indicaba que el cerebro de la mujer era más pequeño y, por tanto, menos inteligente que el hombre. Con Desmesurada-mente (2015) la artista expulsa a Verneau y se pone en su lugar.

Deborah Castillo (Venezuela, 1971) golpea y desfigura el busto de Simón Bolívar. Al igual que Correa, Castillo rompe con una historia machista y autoritaria basada en la figura totalitaria del hombre. Con Slapping Power (2015) destruye la identidad y culto de una nación que se nutre del pasado para justificar acciones del presente. Desfigura el rostro conformando uno nuevo a su gusto; al fin y al cabo, la historia siempre se puede reescribir. El poder de provocar cambios parte desde nuestra propia mano.

+++

 

Más allá del carácter feminista y combativo de las propuestas, todos los vídeos guardan una estrecha relación con la historia (como podemos apreciar en Eli Cortiñas, Teresa Correa y Deborah Castillo) o con acontecimientos actuales que se llevan repitiendo mucho tiempo, constituyendo hechos que forman parte de la historia reciente (como es el caso de Teresa Serrano y Regina José Galindo). Este proyecto evidencia unas características de patriarcado heteronormativo y masculino implantadas a fuego en nuestra sociedad, muchas de ellas casi imperceptibles, pero no por ello menos importantes. Hablemos de violencia, machismo o acceso al mercado laboral.

Es un intento de “buscar” o “impulsar” la visibilidad de la artista, frecuentemente olvidada en las prácticas curatoriales de los museos o centros de arte. Según un estudio realizado por MAV (Mujeres en las Artes VIsuales), en España de 2010 a 2013 sólo el 23% de las exposiciones individuales correspondían a mujeres artistas.3

Aquí se propone el trabajo de cinco mujeres artistas.

Aquí hace falta (más de) una mujer.

 

 

Listado de artistas y obras (por orden de aparición)

 

- Eli Cortiñas (España, 1976).


Quella che cammina (2014). 9’ 30’’.

 

- Teresa Serrano (México, 1936).


Glass ceiling (2008). 2’ 25’’. Préstamo de CAAM.

 

- Regina José Galindo (Guatemala, 1974).

Perra (2005). 5’ 30’’

 

- Teresa Correa (España, 1961).

Desmesurada-mente/Unconscionable-mind (2015). 2’ 30’’

 

- Deborah Castillo (Venezuela, 1971).

Slapping power (2015). 5’ 03’’

 

Colabora:

  • CAAM (Centro Atlántico de Arte Moderno de Las Palmas, España) - La Embajada (México)  

 

 

Adonay Bermúdez (Lanzarote, España. 1985).

Curador y gestor cultural independiente. Arquitecto de interiores por la Universidad Camilo José Cela (Madrid, España) y Máster en Comunicación por IED-Madrid (España). Además, Escenógrafo por BAI (especialidad en montaje de exposiciones) y asistente a diversos cursos de gestión cultural y curaduría (I/Art, Universidad Complutense de Madrid...).

A nivel laboral destaca su paso por los gabinetes de comunicación de diversas empresas del sector del diseño (en algunas como director de prensa) como ESNE-Madrid (España), Alma Aguilar (Madrid, España) o Emilio de la Morena (Londres, Reino Unido), entre otras. Actualmente compagina su labor de curaduría de exposiciones con la gestión cultural y con la coordinación de prensa de eventos artísticos. Habitualmente escribe o ha escrito artículos para diferentes medios (Juxtapoz Latin America, Revista Código, Singular Art Magazine, Cyan Mag, Todo-arte.es, Xtrart.es...). Además, acaba de publicar el libro "Los Dictadores (el poder subversivo del arte)" (Editorial Vortex) y es coautor de "Lanzarote. Arte y Temporalidad" (Ediciones Remotas). Queda añadir su actividad como asesor cultural para diversas instituciones y carácter privado, conferenciante para varias sedes/universidades de carácter nacional e internacional, director de la Convocatoria PEJAC (Promoción Exterior de Jóvenes Artistas Canarios), codirector de la plataforma cultural Yerbamúa y director del Festival Internacional de Videoarte "Entre islas". Laboralmente también sobresale la coordinación de prensa de la exposición “Diary of an artist” de Pedro Paricio en el Casino de la Exposición (Sevilla) y en Halcyon Gallery (Londres), representante en España durante dos años de Rooms Magazine (Londres) o encargado de la promoción en Europa del libro “We are dogs!” del fotógrafo Jaka Babnik a través de Rostfrei Publishing.

Ha curado más de 30 exposiciones o proyectos artísticos, destacando: “Turismo efímero. El diálogo iberoamericano” en Espacio Cultural El Tanque (España), Universidade da Madeira (Portugal), Addaya Centre d’Art Contemporani (España), en el Centro Cultural Pachano dentro del 5º Festival de Creación Visual Vfff14 de Ambato (Ecuador), en Flacso (Ecuador) y en Galería Anomalía (México);“Gula” en Gran Canaria Espacio Digital (España), en TEA Tenerife Espacio de las Artes (España) y en el Centro de Arte Contemporáneo de Quito (Ecuador); “Asphyxia” en Hardy Tree Gallery (Londres, Reino Unido), “Catarsis (la maldición del cuerpo)” en la Sala de Exposiciones de la Universidad de Las Palmas (España); “Vanitas” de Miguel Scheroff en la Galería La Zúa (Madrid, España), “Deus-Dei (super-ego)” en el Círculo de Bellas Artes de Tenerife (España) o el ciclo de videoarte “En estado físico” que ha sido presentado en más de cinco espacios, como en AB9 (Murcia, España) o en Laboratorio21 (Viareggio, Italia).

Sería digno de resaltar el Festival Internacional de Videoarte “Entre islas”, del cual es director y uno de los seis curadores. Éste se ha proyectado a lo largo de 2015 en: GAMC de Viareggio (Italia), Es Baluard Mudeo de Arte Moderno y Contemporáneo (España), Gran Canaria Espacio Digital (mayo), TEA Tenerife Espacio de las artes (mayo), en el Centro de Arte Contemporáneo de Quito, Ecuador (abril), en el Centor Cultural de España en Nicaragua (abril) y dentro del III Encontro Internacional Cinema e Território organizado por la Universidade de Madeira (abril). A lo largo de este año pasará por la 4º Guetto Biennale de Haití y por ADDIS Videoart Festival de Etiopía.

www.adonaybermudez.com


MEMORIA